Alimentacion - Aspanif

ASPANIF
Asociación de familias que tienen niños con fisuras labiales y/o palatinas
Vaya al Contenido
ASPANIF
Asociación de familias que tienen niños con fisuras labiales y/o palatinas
Los bebés con fisuras tienen problemas con la alimentación porque la anatomía normal de la cavidad oral se ve alterada. Normalmente, el niño tira del pezón en la boca y sella con sus labios alrededor de éste. Cuando el bebé succiona y deglute la leche materna, su el velo del paladar se eleva, cerrando la cavidad nasal. Esto genera una presión para que el pezón se mantenga en la boca y la leche sea extraída.
Cuando hay una fisura labiopalatina, puede ser difícil para el bebé realizar un buen sello alrededor del pezón, no se puede cerrar la cavidad nasal y la succión poco o nada se puede realizar.

LACTANCIA MATERNA, LABIO LEPORINO Y FISURA PALATINA

La fisura palatina también es un defecto congénito que afecta al paladar de los bebés, que no se ha fusionado correctamente durante la gestación.
Los bebés con fisura palatina tienen problemas con la alimentación porque la anatomía normal de la cavidad oral se ve alterada.

LA IMPORTANCIA DE LA INTEGRIDAD ORAL: ¿COMO AFECTAN ESTOS DEFECTOS A LA SUCCIÓN?

Para mamar el niño coloca el pezón en la boca y sella con sus labios alrededor de éste. Cuando el bebé succiona y deglute la leche materna, el velo del paladar se eleva, cerrando la cavidad nasal. Esto genera una presión negativa que mantiene el pezón dentro de la boca y la leche materna es extraída de los conductos junto con la ayuda de la lengua.

Cuando existe un labio leporino junto a una fisura palatina, puede ser difícil para el bebé realizar un buen sellado alrededor del pezón. No podrá cerrar la cavidad nasal y la succión a veces es imposible de conseguir ya que el reflejo de succión se sitúa unos milímetros antes de la unión del paladar blando y duro.

¿SE PUEDE ALIMENTAR A UN BEBÉ CON LABIO LEPORINO?

Los bebés con labio leporino habitualmente pueden ser amamantados. Puede que sus madres necesiten durante los primeros días ayuda de asesoras, ibclc, enfermeras o especialistas en alimentación infantil, para asegurar que el niño puede obtener un sello hermético alrededor del pezón y para reforzar su confianza en su capacidad para conseguirlo.

Habitualmente en pocas semanas las madres se convierten en grandes expertas en la alimentación de su bebé.

Cuando el bebé se dispone a mamar, el tejido del pecho materno durante el agarre consigue cerrar el defecto permitiendo así que el bebé realice un sello hermético y pueda extraer la leche del pecho.

En ocasiones y dependiendo del defecto y su localización puede ser necesario que la madre se ayude con sus dedos, agarrando el pecho y tapando el defecto, para conseguirlo.

La mejor postura para alimentar al bebé suelen ser las posturas donde el bebé está erguido o semi erguido. Estas posturas permiten a las madres sostener el pecho y al bebé con más firmeza, además el bebé puede regular mejor la succión y la leche que ingiere.

¿SE PUEDE ALIMENTAR A UN BEBÉ CON FISURA PALATINA?

Los bebés con fisura palatina pueden necesitar biberones especiales y técnicas para alimentarse adecuadamente ya que no siempre es posible amamantarlos porque la cavidad oral del bebé y la cavidad nasal están unidas, lo que no permite, en primer lugar, que el bebé consiga realizar un vacío intraoral correcto, lo que es decisivo para poder extraer la leche del pecho.

En segundo lugar es posible que el bebé carezca del reflejo de succión. El reflejo de succión se pone en funcionamiento cuando es estimulado el punto de succión que se encuentra en el paladar del bebé, y en el caso de los bebés con fisura palatina, y dependiendo de la ubicación del defecto, pueden carecer de el, lo que causa que el bebé no sepa succionar.

Es común que las madres, bajo estas circunstancias, sienten una gran tristeza por la pérdida de la experiencia de amamantar a sus hijos, por eso es importante ayudarlas a mantener la cercanía con sus hijos.


¿Qué tipo de biberones se deben utilizar para la alimentación con paladar hendido?

Mead-Johnson Cleft Nurse

Es un biberón muy económico, una botella suave que la madre puede apretar para ir depositando leche en la boca del bebé. Antes de usarlo lo por primera vez, hay que poner un poco de agua en el biberón y ensayar cómo exprimir el líquido fuera de la tetina. Esto ayuda a tener una idea de cuán firme se necesita apretar. Al apretar la botella, el líquido debe fluir fácilmente, pero no demasiado rápido para evitar que el bebé se atragante o que no sea capaz de gestionar con comodidad la ingesta de leche.

Sólo se debe apretar cuando el bebé está succionando. Si el bebé hace una pausa para respirar, se debe hacer una pausa también. Observando siempre al bebé de cerca y escuchando los sonidos de su deglución.


Medela SpecialNeeds - Biberón

El modelo Haberman funciona bien para los bebés que son pequeños o prematuros, o que tienen solo fisura palatina. Tiene una válvula “anti escape” que mantiene la leche en el biberón, y el flujo de leche se puede ajustar girando la tetina. El bebé puede obtener la leche mediante la compresión de la tetina contra la encía o la lengua.

Muchos bebés pueden obtener la leche de este alimentador por sí mismos y pueden controlar el flujo de la leche, y es menos fatigosa para la madre, porque no se necesita apretar.

La mayoría de los bebés aprenden rápidamente a pasar la comida hacia la garganta y evitan que sea llevada hacia las fosas nasales

Técnica de alimentación para bebes fisurados
¿Como usar el biberon Medela?
ASPANIF
AVISO LEGAL - RGPD
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.
DELEGACIONES ASPANIF
© Aspanif 2018
C/ Koskojales nº 7 1º D.I
48810 - Alonsotegui  (Bizkaia)
Email:  aspanif@gmail.com
Guipuzcoa:
Telefono:  688844418  
Email:  aspanif.gipuzkoa@gmail.com
Vizcaya:
Telefono:  688844269
Email: aspanif.bizkaia@gmail.com
Álava:
Telefono:  620841567
Email: aspanif.alava@aspanif.es
Regreso al contenido